Home Historia del GEE
Historia del Gupo de Energía y Edificación - Segunda etapa
Indice del artículo
Historia del Gupo de Energía y Edificación
Sus inicios
Primera etapa
Segunda etapa
Año 2000
En la actualidad
Todas las páginas



Segunda Etapa.


A su retorno al trabajo habitual, pasan los dos primeros años dedicados a reorganizar las tareas temporalmente abandonadas. Se inicia aquí un trabajo de preparación de dos publicaciones base de posteriores trabajos: Datos climáticos de Aragón(1995) y el Atlas solar de Aragón(1998).

Asimismo se inicia un trabajo de generación de programas informáticos que ayuden al profesional a diseños racionales desde el punto de vista energético, como el primitivo Archibal para realizar balances de energía en edificios. Fruto de estas actividades la colaboración del grupo con el Colegio de Arquitectos de Aragón, con cuyo apoyo y la financiación de la División de energía de la DGA, se pone en marcha un seminario de análisis y discusión (1989) sobre los temas energéticos desde el punto de vista de la arquitectura bioclimática. Es también en esta época cuando, en colaboración con Javier Unceta, se pone en marcha, por encargo de la Fundación Ecología y Desarrollo, un primer curso sobre Arquitectura Bioclimática (año 1990) que se imparte en la sede del Colegio de Arquitectos.

Continuación de todas estas actividades es el segundo proyecto de importancia en que participa el grupo: el edificio Proyecto Hombre, residencia de rehabilitación para drogodependientes que diseña el arquitecto Francisco Alós, y que materializa como directora de obra María Pilar Sancho. Este proyecto, cuyos análisis y propuestas bioclimáticas, realizadas por Joaquín Freixo y José A. Turégano, implican la incorporación de diversas opciones de diseño, consigue el apoyo de un proyecto THERMIE, pese a ser propuesto por un solo país contra la recomendación de que las propuestas debían contar con al menos dos países entre sus proponentes.

El refuerzo que la obtención del proyecto supone para la Arquitectura Bioclimática en la región, y para el grupo mismo, es difícil de evaluar. Al abrigo del proyecto no solo colaboran una serie de personas (Carlos Monné y los entonces estudiantes Miguel Angel Hernández y Eduardo Moreno) sino que se consolidan técnicas de monitorización y opciones de simulación con el programa Medea, segunda fase notablemente mejorada del ya citado Archibal.

Sin embargo, el proyecto que permite un cambio total de la realidad sobre la A. B. en Zaragoza, hoy la capital española con mayor actividad planificadora en el área, es la redacción del Plan Parcial para el proyecto urbanístico Ciudad Jardín Puerta de los Pirineos, posteriormente transformada en Parque Goya por obra y arte de los vaivenes políticos.

El proyecto lo lanza en 1994 el Director entonces de Urbanismo de la DGA, Jerónimo Blasco, defensor convencido de la incorporación de las energías renovables y anterior Presidente de la ya mencionada Fundación Ecología y Desarrollo. El equipo cuenta con el sociólogo Mario Gaviria, cuyos planteamientos apoyan, incluso estimulan, las propuestas energéticas que aporta José A. Turégano, de modo que el proyecto se configura como un intento sólido de aprovechar el diseño racional de las viviendas, impulsándolo por primera vez a nivel general, en viviendas VPO, con precio limitado, y mediante las correspondientes normas reguladoras de la concesión para cada parcela mediante el correspondiente concurso público.

Así, se redactan las que probablemente han sido las primeras normas bioclimáticas incluidas en un concurso de adjudicación de parcelas. El planteamiento se consigue hacer viable mediante un apoyo económico indirecto para compensar el sobrecoste que, entre un 5 y un 15 % en función de la importancia, suponen las medidas bioclimáticas adoptadas por los proyectos que concursan. Este apoyo lo proporciona el bajo precio del suelo, ya que sólo se cobra el coste de urbanizar el espacio. Con este enfoque se incorporan un conjunto de puntos al pliego de condiciones del concurso, que, posteriormente sirven de pauta a otros proyectos de urbanización fuera de la región.

De nuevo, el proyecto merece (1995) el apoyo de un programa THERMIE que permitirá, con los resultados obtenidos en la monitorización, demostrar, con toda evidencia la importancia del diseño bioclimático dentro de un marco urbanístico apropiado. Este proyecto supone, a su vez, el cambio radical de orientación del grupo que asume una línea de trabajo que integra la A.B. en lo que llamamos el urbanismo sostenible.

Coincidiendo con la culminación de este proyecto se inician actividades de formación en dos postgrados de la Universidad de Zaragoza. El primero es el postgrado de Eficiencia Energética y Energía Renovables que coordina CIRCE y el segundo es el postgrado de Urbanismo, impartido en la Facultad de Derecho.

En este periodo (1995-1999) se incorporan al grupo varios de sus colaboradores actuales. Además de Juan Carlos Pericás, que abandonará el grupo años más tarde para incorporarse a una oficina de diseño y más tarde a la dirección del servicio de Arquitectura Bioclimática, creado por el gobierno de Aragón, se suman los esfuerzos de diversos becarios: Felix García, Beatriz Velasco, Manuel Marín, Alberto Maicas, que permiten incrementar el trabajo realizado en proyectos como:

METEO, proyecto ATYCA financiado por el Ministerio de Industria y realizado en colaboración con el Instituto Cerdá de Barcelona, cuyo objetivo es la realización de una aplicación informática que permita el diseño y optimización energética de edificios, incorporando por primera vez un modelo de evaluación ambiental de materiales y técnicas. El programa METEO, que supone la actualización de MEDEA, sirve de pauta para el diseño que presentan muchos de los arquitectos que concursarán a las diversas fases de la urbanización Parque Goya (antigua Ciudad Jardín Puerta de los Pirineos).

Proyecto en Sarriguren (Navarra), en el que se realiza la auditoria energética del proyecto urbanístico del mismo nombre en la periferia de Pamplona, y en el que se sientan las bases para un proyecto posterior de construcción de una aplicación informática que facilite el análisis energético de proyectos urbanísticos (URSOS).

MES RES, proyecto dentro del programa SAVE, realizado en colaboración con el Instituto Cerdá, y con equipos de las ciudades de Bolonia y Edimburgo. El objetivo general del proyecto es identificar procedimientos que permitan introducir medidas de apoyo a la incorporación de energía renovables en el diseño de edificios.

Convenios con el Ayuntamiento de Zaragoza y el Instituto del Suelo y de la Vivienda en Aragón (ISVA), que permiten consolidar el trabajo en Parque Goya y su aplicación en posteriores proyectos como Valdespartera y Alfajarín.

Además de los proyectos señalados arriba, colaboran en la vertiente de producción de materiales multimedia para difusión de resultados diversas personas como son Marta Enrich (que sustituye a María Velázquez), Enrique Miedes y César García.