Home Saludo del director
Saludo del director

El Grupo de Energía y Edificación tiene sus orígenes en los ya  lejanos años 80, cuando la preocupación por las energías renovables y la sostenibiildad era "anecdótica" y lde fanáticos ecologistas que han acabado teniendo razón en una buena parte de sus planteamientos y advertencias. La edificación no estaba como hoy en la agenda  política y económica. En ese contexto echó a andar el  proyecto, que hoy sigue siendo necesario tanto desde una perspectiva científica como social.

Nuestro campo de trabajo, el análisis energético y medio ambiental  de edificios y de urbanizaciones, se revela hoy más urgente y necesario que nunca. Es un reto al que nos enfrentamos con rigor,  pero también con pasión. Nuestra apuesta, la investigación y  desarrollo, enmarcada dentro del aprovechamiento solar y de la refrigeración pasiva en la vivienda, se muestra hoy como una  solución técnica no sólo deseable, sino también inaplazable.

Nadie en los "lejanos" años 80, salvo quienes trataban de mirar con una perspectiva sostenible el panorama social, podía identificar que en la solución a crisis globales conceptos como la Arquitectura Bioclimática se harían imprescindibles y de uso frecuente. En este recorrido otros nos han acompañado ayudando a que proyectos como Parque Goya y Ecociudad Valdespartera sean una realidad que puede servir de ejemplo y de apoyo para nuevos proyectos, siempre buscando mejores soluciones.

No concibo otra ciencia válida sino la que contribuye al progreso social basado en el crecimiento sostenible y la equiparación en derechos, entre ellos el derecho a una vivienda digna. En ese sentido el barrio de Valdespartera, de cuya planificación y desarrollo hemos sido parte, supone nuestro aporte más importante en la lucha por un crecimiento sostenible.

Pero Valdespartera no es sino el antecedente de nuevos proyectos gracias al trabajo que desarrolla el Grupo. Un equipo interdisciplinar y joven que aprecia su trabajo y merece todo el apoyo que la sociedad pueda proporcionar.

 

 

Zaragoza, 4 de marzo de 2009
Dr. José Antonio Turégano